Diario del tabernero, primera parte

Diario del tabernero, primera parte

Pasajes del diario de Elta Bernero.


¡Bienvenidos seáis todos a mi posada! Raro es que alguien se aburra por aquí. Este siempre bulle con el ruido de los parroquianos jugando unas partidas de Hearthstone, disfrutando de sus bebidas y contando a los demás sus historias épicas más recientes antes de partir hacia su próxima aventura. ¿Yo? Yo sirvo las bebidas, doy buenos consejos cuando hacen falta y me encargo de que nadie se vaya de aquí sin unas cuantas historias que contar a sus amigos.

Nunca deja de sorprenderme la cantidad de formas fantásticas en que los aventureros llegan a mi posada. Algunos llegan para echarse unas risas y trincarse una pinta tras haber llegado a pie o sobre montura, pero los hay que saben llegar con estilo. Sin ir más lejos, ¡el otro día llegó un mago a través de un portal! A veces, desde el ángulo adecuado, puedes llegar a atisbar durante un instante el lugar de donde vienen. Siempre es un buen tema para romper el hielo, y cuando ven que compartís intereses comunes se les ilumina el rostro con una sonrisa. "¡Te voy a invocar algo para beber!", les digo siempre a los magos, pero de alguna forma siempre parecen llevar encima sus propios refrigerios.

Nota mental: ¡nada de traerse a la posada comida o bebida de fuera!

UnstablePortal_HS_Lightbox_500x250.jpg


Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.